publicado

0 Comentarios

Leonardo F. González-Morillo, gerente Norte de Latinoamérica de VMware

 

En tiempos de desafíos globales, a menudo suceden dos cosas. Primero, tendemos a unirnos como sociedad para enfrentarlos juntos. En segundo lugar, creamos nuevas herramientas para ayudarnos a abordarlos.

 

Hoy nos enfrentamos a una pandemia global que hace que las compañías reconsideren sus estrategias de continuidad. Hace años, las empresas querían asegurarse de que sus datos se replicaran de los centros de datos primarios a secundarios en caso de un desastre; querían que todos sus sistemas estuvieran siempre disponibles; saber que sus datos comerciales podrían sobrevivir si hubiera una inundación o un tornado que golpeara su centro de datos primario, pero los tiempos han cambiado y los desafíos también. Ahora, queremos asegurarnos de que nuestra gente y nuestras empresas sobrevivan. Necesitamos nuevas formas de abordar la Continuidad del Negocio de manera integral, no solo desde una perspectiva de datos.

 

La naturaleza cambiante del trabajo

 

Con las preocupaciones del Coronavirus y las medidas de distanciamiento social implementadas, descubrimos que algunas reuniones normales no eran necesarias y se podían resolver con un correo electrónico. En un período de tiempo increíblemente corto, las compañías se mudaron del trabajo como “un lugar para trabajar” a “algo que haces” y “vete a casa, ¡ni siquiera pienses en entrar a la oficina!”. No todas las empresas estaban preparadas para la rápida necesidad de pasar al trabajo remoto.

 

En una encuesta reciente de trabajadores de oficina estadounidenses encargada por Zapier, el 95% de los encuestados dijo que quería trabajar fuera del sitio, ¡y el 74% con mucho gusto cambiaría de trabajo para hacer eso!

 

Sabiendo que existe esta demanda acumulada y su importancia para los empleados, las empresas deben dotar a los trabajadores de la información con espacios de trabajo digitales que sean intuitivos y “sin fricción”.

 

Cuando se habla de tecnología, las organizaciones suelen pensar en el departamento de TI. Sin embargo, los empleados esperan que RR.HH. resuelva los desafíos de su experiencia. Necesitan RR.HH. para comprender y ser su defensor para impulsar el cambio de sus roles y trabajos individuales. Esto comienza con empatía corporativa y ser un líder de servicio. Los ejecutivos que entienden y escuchan a sus empleados pueden atender mejor a sus clientes y ven 4 veces más crecimiento y ganancias que aquellos que no lo hacen.

 

Una investigación realizada entre VMware y Vanson Bourne muestra que para que las iniciativas de transformación digital funcionen, las áreas de RR.HH. y TI deben colaborar en equipo. De hecho, el equipo de Experiencia del Empleado debe incluir miembros de Bienes Raíces, Seguridad Física y de Información Legal y miembros de la línea de negocios para realmente transformarse.

 

La innovación debe integrarse en el tejido que conforma la organización. Las empresas necesitan diferenciarse para tener éxito. ¿Qué hacen y por qué lo hacen? Las organizaciones necesitan empoderar, involucrar e inspirar a sus empleados hacia una meta unificada para lograr su “razón de ser”.

 

¡La continuidad incluye a TODOS!

 

Un aspecto importante que deben recordar las empresas es que el 80% de la fuerza laboral global no tiene horario de oficina.

 

El distanciamiento social ayuda a tener menos personas en las calles o en la oficina, pero aún es necesario que haya trabajadores de fábricas para que el mundo gire. Es por esta razón que los planes de Continuidad de Negocios deben incluir el ayudar a los trabajadores a ser más eficientes con su tiempo. También significa que la Asistencia remota en el dispositivo sea fundamental para que los empleados del centro de atención telefónica ayuden a un trabajador “sin escritorio” en tiempo real a través de aplicaciones y sistemas para que tengan acceso a la información de la compañía.

 

El objetivo es ayudar a los empleados para que tengan experiencias brillantes y así en tiempos de prosperidad, la empresa maximice su potencial. Además, en tiempos difíciles, sus empleados están habilitados con actualizaciones en tiempo real sin demora para que puedan anticipar y proporcionar a los clientes lo que necesitan cuando lo necesitan.

 

Los tiempos difíciles son necesarios para desafiar nuestro pensamiento heredado y pasar a soluciones comerciales modernas, más eficientes y basadas en la experiencia.